Pastel de caramelo

Casi siempre un pastel se hace para una ocasión importante y éste pastel de caramelo lo hicimos para una muy especial: el cumpleaños de mi hermana porque cumplía su requisito principal: no tener nada de chocolate.

Ir a la receta

El pastel de caramelo es tan sencillo como difícil porque si hay algo complicado en la repostería es trabajar con caramelo. Se puede hacer tanto con salsa de caramelo o con caramelo más espeso que sirva como frosting del pastel. Nosatras optamos por lo primero porque queríamos ponerle también un frosting de queso crema que contrastara con tanto dulce.

Todo el chiste de éste pastel es el caramelo pero tampoco hay que olvidar que debe tener un muy buen bizcocho y hemos de decir que éste es uno de los mejores que hemos hecho, sin bromas.

El caramelo que se use, además, se puede comprar pero no sería tan divertido ni tan rico como hacerlo desde cero en casa, por más que no nos salga a la primera, como a nosotras.

No tenemos idea de porque no habíamos hecho un pastel de caramelo en nuestro blog si es uno de los clásicos de la repostería Estadounidense, sobre todo del sur de ese país. La realidad es que recetas de pasteles hay miles, basta con poner algo dentro de dos bizcochos y listo. Pero éste si es uno de los cuáles debemos tener en nuestra lista de pasteles favoritos, al menos está dentro de nuestra lista y en el top 10.

Ya he escrito la palabra caramelo tantas veces que mejor los dejo con la receta, que si bien no es difícil, si hay que prestar ojo justamente a la parte donde hacemos el caramelo.

Si te gusta esta receta tienes que ir a ver nuestro pastel confeti, que es perfecto para celebrar ocasiones especiales.

Pastel de caramelo
Prep Time
30 mins
Cook Time
40 mins
Refrigeraicón:
30 mins
Total Time
1 hr 40 mins
 
Course: Dessert
Cuisine: American
Servings: 10
Ingredients
Para el bizcocho:
  • 2 taza (260 gr) harina de trigo de todo uso
  • 2 1/2 cdita (12.5 gr) polvo para hornear
  • 1/4 cdita (1.7 gr) sal
  • 4 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • 1 1/2 taza (300 gr) azúcar blanco
  • 1/2 taza (112 gr) mantequilla sin sal
  • 1 taza (240 ml) leche entera
  • 2 cdita (10 ml) extracto de vainilla
  • 1 cda (15 ml) aceite vegetal (canola, girasol, etc.)
Para el caramelo:
  • 1/2 taza (100 gr) azúcar blanco
  • 1/2 taza (100 gr) azúcar moreno
  • 1/2 taza (120 ml) leche evaporada
  • 1/2 taza (112 gr) mantequilla con sal
  • 1/2 cdita (2.5 gr) bicarbonato de sodio
  • 1 cdita (5 ml) extracto de vainilla
Para el frosting:
  • 1 taza (225 gr) queso crema a temperatura ambiente
  • 3/4 taza (92 gr) azúcar glass
  • 1 pizca de sal
Instructions
Para el bizcocho:
  1. Precalentar el horno a 180° C. Colocar papel de horno en dos moldes redondos de 23 cm aproximadamente.

  2. En un bol mediano tamizar la harina con el polvo para hornera y la sal.

  3. En un bol grande, batir los huevos junto con el azúcar con una batidora eléctrica o globo de mano por 7 minutos hasta que la mezcla se aclare y triplique su tamaño.

  4. Agregar la mezcla de la harina a los huevos batidos en tres adiciones. Batir solo por máximo 30 segundos después de cada adición, solo hasta que los ingredientes se integren para no sobre batir.

  5. Colocar en un bol resistente al calor la mantequilla con la leche e introducir al microondas por 2 minutos para que la mantequilla se derrita y la leche se caliente. Una vez listo, agregar el extracto de vainilla y el aceite. Se puede hacer también en la estufa en una olla pero es importante no dejar que la mezcla hierva.

  6. Añadir aproximadamente 1 taza de la mezcla de los huevos al bol con la mantequilla y batir muy bien hasta que todo se incorpore. Esto se hace para temperar un poco ambas mezclas.

  7. Vaciar con cuidado todo el contenido del bol con la mantequilla al bol grande con los huevos batidos y batir por no más de 1 minuto hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

  8. Dividir la mezcla en ambos moldes tratando de que tengan la misma cantidad y golpear los moldes un poco contra la mesada para quitar las burbujas de aire. Hornear durante 30 minutos hasta que los bizcochos estén ligeramente dorados y al introducir un palillo de madera el mismo salga limpio.

  9. Una vez listos, retirar los bizcochos del horno y dejar enfriar en el molde por 10 minutos. Después, desmoldarlos y dejarlos enfriar por completo en una rejilla.

Para el caramelo:
  1. Colocar todos los ingredientes del caramelo, a excepción del extracto de vainilla, en una olla mediana y llevarla a fuego medio-bajo.

  2. Cocinar lentamente hasta que hierva, removiendo constantemente con una espátula de goma. Al principio va a burbujear mucho pero se irá calmando conforme el azúcar se vaya caramelizando.

  3. Una vez que el caramelo tenga un color café claro (color caramelo), retirar del fuego. Ésto puede tardar entre 20-40 minutos dependiendo de la estufa. Si se tiene un termómetro de cocina, el caramelo debe retirarse del fuego cuando alcance los 112° C.

  4. Una vez fuera del fuego, agregar el extracto de vainilla y mezclar perfectamente. Dejar enfriar el caramelo por al menos 15 minutos.

  5. Colocar el caramelo en un bol y batir con una batidora eléctrica o globo de mano por 3 minutos para que tenga mejor textura y se pueda esparcir bien. Reservar hasta que se necesite.

Para el frosting y el armado:
  1. Colocar en un tazón grande el queso crema con el azúcar glass y mezclar con un globo de mano o batidora eléctrica por 3 minutos hasta que la mezcla se aclare y esponje un poco.

  2. Agregar la sal y batir por 2 minutos más hasta obtener una mezcla suave y con consistencia cremosa para decorar el pastel.

  3. Colocar uno de los bizcochos en el plato en el cual queramos presentar el pastel. Añadir la mitad del frosting y 1/4 de taza de caramelo aproximadamente para hacer un "naked cake" (sin frosting por los laterales).

  4. Colocar el otro bizcocho encima y decorar el pastel con el resto del frosting solo por la parte de arriba. Agregar 1/4 de taza más de caramelo encima y decorar como se prefiera. Refrigerar el pastel por al menos 30 minutos antes de cortar y servir.