Patatas de boniato

Patatas de boniato: no son patatas pero son boniatos hechos como si fueran patatas “fritas”, aunque en este caso son al horno.

Es un sábado por la tarde, tienes tiempo y quieres darte un gusto por la noche comiendo algo rico tipo “fast food”, aunque de fast esta receta no tiene nada, ya lo verás. Es el momento perfecto para hacer estas patatas de boniato al horno que saben como si estuvieran fritas, crocantes por fuera y tiernas por dentro. Aquí te dejaremos los secretos para hacer las mejores patatas de boniato.

Ir a la receta

El boniato, batata, papa dulce o camote como yo le digo normalmente es un tubérculo muy típico en otoño que me encanta. Recuerdo mucho cuando era pequeña y mi papá perseguía por la calle al carrito de los camotes; un señor que vendía camote y plátano macho asado en un carrito especial que emitía un ruido característico por donde pasaba y mientras caminaba, dentro del carrito se iban cocinando estas delicias. Mi papá siempre le pedía plátano macho con leche condensada pero a veces no tenía y entonces compraba camote, el cual no le gustaba tanto, pero como yo lo acompañaba siempre me tocaba una buena porción para comer.

Este carrito del camote es muy típico en muchas zonas de México pero creo que es una costumbre que se ha perdido un poco con el paso de los años. Por esta y muchas otras razones el camote me gusta como me lo den, ya sea en preparaciones dulces o saladas.

La receta de patatas de boniato es muy fácil de hacer pero requiere de tiempo y paciencia para que queden unos boniatos crujientes y deliciosos. Aquí están los secretos para hacer las mejores patatas de boniato:

  1. Corta el boniato en piezas del mismo tamaño. Ya sea que hagas bastones o lo cortes en julianas trata de que sean del mismo tamaño, aunque parezca imposible se puede lograr.
  2. Deja reposar en agua fría los bastones de boniato. Una vez cortados, colócalos en un bol, cúbrelos con agua fría y déjalos reposar por al menos 30 minutos o hasta toda la noche. Esto ayudará a eliminar parte del almidón que sueltan y quedarán más crujientes al hornearse.
  3. Agrégales fécula de maíz. Sí, aunque no lo creas este es uno de los pasos más importantes que sigue después de bañar los bastones de boniato en aceite. La idea es mezclar fécula de maíz con las especias (menos la sal) y agregarla a los bastones para que se impregnen bien.
  4. La sal mejor al final. La agregaremos hasta el final final, una vez que estén horneadas las patatas de boniato, para evitar que se hagan blandas.
  5. Usa papel de horno o papel mantequilla. Esto evita que se peguen a la bandeja de horno y así quedan más crujientes.
  6. No satures la bandeja de horno. Esto es muy importante ya que es necesario colocar los bastones de boniato un poco separados unos de otros y sobre todo no encimarlos para que queden bien crujientes.
  7. Hornea a alta temperatura. Esto ayudará a que queden más bonitas y crujientes.
  8. Tómate el tiempo para darles la vuelta a mitad del horneado. Cuando las patatas de boniato lleven la mitad del tiempo en el horno toma una espátula y, sin quemarte, trata de darles la vuelta por completo para que se cocinen por el otro lado y queden igual de crujientes.
  9. Ahora, la sal. Una vez que estén totalmente cocinadas, retíralas del horno, agrégales bien de sal y espera 5 minutos para que terminen de ponerse crujientes.
  10. Cómelas de inmediato. No esperes más y disfrútalas antes de que se pongan blandas.

Si te gustan este tipo de snacks, ve a ver como hacer nuestros boneless buffalo!

Patatas de boniato
Prep Time
55 mins
Cook Time
30 mins
Total Time
1 hr 25 mins
 
Course: Side Dish, Snack
Cuisine: American
Servings: 4
Ingredients
  • 500 gr boniato, pelado
  • 3 cdas (45 ml) aceite de oliva
  • 1/4 taza (37 gr) fécula de maíz
  • 1/2 cdita ajo en polvo
  • 2 cdita pimentón picante
  • 2 cdita orégano seco
  • 1/4 cdita pimienta negra molida
  • Sal al gusto
Instructions
  1. Cortar el boniato en tiras largas del mismo tamaño, aproximadamente de 1/2 cm de ancho.

  2. Agregar los bastones de boniato a un bol grande, cubrirlos con agua fría y dejarlos reposar por 30 minutos mínimo o hasta toda la noche.

  3. Precalentar el horno a 215° C. Colocar papel de horno en una bandeja grande de 40 x 28 cm.

  4. Escurrir los bastones de boniato y colocarlos en una toalla de cocina limpia para quitarles el exceso de agua. Colocarlos de nuevo en el bol, agregar el aceite y mezclar para que se empapen bien.

  5. Añadir la fécula de maíz junto con todas las especias a excepción de la sal y mezclar de nuevo para que se impregnen todos los bastones.

  6. Colocar los bastones de boniato en la bandeja de horno, un poco separados entre sí y sin encimarlos para que se cocinen de manera uniforme.

  7. Hornear por 15 minutos, una vez pasado ese tiempo retirar la bandeja del horno y rápidamente girar las bastones con una espátula para que se cocinen por el otro lado. Volver a introducir la bandeja al horno y hornear por 10-15 minutos o hasta que los bastones de boniato estén bien crujientes.

  8. Una vez listas, retirar las patatas de boniato del horno y sazonarlas con una buena cantidad de sal. Esperar 5 minutos solo para que se pongan más crujientes y disfrutarlas de inmediato antes de que se pongan blandas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.