Pan de jalá

El pan de jalá (o Challah o pan judío) es un pan tradicional judío, que se consume en Shabat y en festividades judías. Es un pan que se trenza de una forma específica que es muy peculiar del propio pan.

Ir a la receta
pan de hala

Para nosotras este pan tiene mucha historia, porque de verdad lo digo, lo hemos hecho muchísimas veces, y las primeras veces salía siempre mal. Pero es que no teníamos una receta buena y tampoco lo hacíamos como se debía. Cuando por fin nos salió bien fué toda una revelación y nos emocionamos mucho.

Trenza de pan de jalá en casa

El trenzado en este tipo de pan es muy importante, porque es algo muy característico. Ahora, puede parecer difícil de hacer esta parte, pero en realidad es muy fácil. Como se puede ver en las fotos del trenzado, se tienen 5 tiras de masa, que se unen por la parte de arriba. Después se empieza a trenzar poniendo la tira de hasta afuera de uno de los lados hacia al otro extremo, y la otra hacia ese lado. Para después bajar la primer tira de masa que cruzamos al centro de todas las tiras. Después volvemos a repetir esto hasta terminar de trenzar. La trenza debe hacerse un poco floja sin apretar mucho al hacerla.

Sabemos que es un poco difícil así que si se te complica mucho la parte del trenzado te dejamos aquí abajo algunas fotos del proceso y también esta foto que a nosotras nos ayuda mucho cuando hacemos este pan.

El pan de jalá es un pan suave y muy esponjoso que tiene un sabor neutro, por lo que puede comerse con cosas dulces y también con cosas saladas y a nosotras y a nuestra familia nos encanta.

Si te gusta esta receta tienes que ver nuestra barra de pan brioche, que es una de nuestras recetas más famosas.

Pan de jalá
Prep Time
35 mins
Cook Time
30 mins
Tiempo de reposo:
2 hrs 25 mins
Total Time
3 hrs 30 mins
 
Course: Breakfast, Side Dish
Cuisine: American
Servings: 1 barra de pan de 40cm
Ingredients
Para la masa:
  • 4 1/4 – 4 1/2 taza (550 gr-585 gr) harina de trigo de todo uso
  • 3/4 cdas (7 gr) levadura instantánea seca
  • 1/2 cda (8.5 gr) sal
  • 3/4 taza (180 ml) agua tibia
  • 1/3 taza (80 ml) aceite vegetal suave
  • 3 cda (37.5 gr) azúcar blanco
  • 3 cda (45 ml) miel
  • 3 huevos medianos
  • 1 yema de huevo
Para el barnizado:
  • 1 huevo pequeño
  • 1 cda (15 ml) agua helada
  • Semillas de sésamo (opcional)
Instructions
  1. Para activar la levadura, colocarla en un tazón grande junto con el agua tibia. Mezclar y dejar reposar durante 10 minutos (se debe de esponjar y formar burbujas).

  2. Una vez pasado este tiempo, añadir al mismo tazón de la levadura el aceite con el azúcar, miel, huevos y yema. Mezclar muy bien con un tenedor hasta que todo se integre.

  3. Agregar la harina, la sal y continuar mezclando con una cuchara de madera hasta que se forme una masa un poco pegajosa pero homogénea.

  4. Colocar la masa en la mesada limpia y amasar dando golpes y doblando sobre si misma por 10 minutos hasta que tome más forma.

  5. Una vez que haya tomado forma y esté suave y elástica, colocar la masa en un tazón con un poco de aceite para que no se pegue ni se seque y cubrirla con papel film o una toalla de cocina.

  6. Dejar reposar la masa a temperatura ambiente en una zona caliente por aproximadamente 1 hora 30 minutos hasta que doble su tamaño (esto puede tardar más dependiendo de la temperatura de tu cocina).

  7. Cuando haya doblado su tamaño, colocar la masa en la mesada con un poco de harina y cortarla en 6 porciones iguales para formar una trenza.

  8. Para hacer la trenza, tomar cada pedazo de masa y estirarlos con las manos hasta formar 6 bastones de aproximadamente 50 cm de largo.

  9. Juntar los 6 bastones por uno de sus extremos y comenzar a trenzar. Para ello, cruzar los bastones que estén en los extremos de fuera hacia justamente el otro lado. Tomar el bastón de fuera que haya quedado arriba, cruzarlo hacia el centro y remplazar su sitio con el segundo bastón (de afuera hacia adentro) del lado contrario.

  10. Después, repetir el proceso con el primer bastón (de afuera hacia adentro) del lado contrario y así hasta que tengamos una trenza completa. Al final, lo que sobra de masa y ya no se pude trenzar se dobla hacia abajo de la trenza para que no se vea.

  11. Colocar con cuidado la trenza ya lista en una bandeja de 46cm x 33cm con papel de horno y cubrirla con papel film o una toalla de cocina. Dejar que repose por 45 minutos hasta que crezca un poco.

  12. Precalentar el horno a 180° C 15 minutos antes de que termine el tiempo de reposo. Una vez que la trenza haya crecido, barnizarla con el huevo batido mezclado con el agua para que se dore mejor.

  13. Hornear el pan de jalá durante 25-35 minutos hasta que esté bien dorado. Una vez listo, dejar que repose en una rejilla por al menos 10 minutos antes de cortar.

Pan de jalá

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.