Bagels clásicos

La idea de hacer bagels clásicos llegó a mi cabeza desde una vez que los probé en un básico desayuno continental. Resulta que mi papá es amante del pan y ese día tomó del buffet dos extraños panes en forma de dona o donut, los untó con queso crema y mermelada de fresa y los devoró como si no fuera a comer nunca más. Por supuesto que después de verlo, mi mamá, hermanos y yo nos comimos unos cuantos más y dejamos vacía la bandeja con bagels del buffet.

Ir a la receta

La primera vez que los hice me resultó bastante extraño que antes de que se horneen, se tienen que cocer en agua hirviendo con un poco de sal y bicarbonato. Después entendí que gracias a eso es que obtienen esa textura clásica que los caracteriza; son densos y hasta un poco “chiclosos”. Sí ya se que se escucha raro y no muy apetecible, pero son los mejores panes para tostar y untar con mermeleda, en serio!!!. Es esa textura la que es tan característica de un bagel, porque si un bagel no tiene esta textura yo no lo llamaría bagel.

Nuestra receta de bagels es un poco diferente a otras que puedan encontrar; usamos leche en lugar de agua y también agregamos un poco de mantequilla porque así obtenemos un pan un poco mas untuoso. Además, son ligeramente más dulces que otros, porque así nos encantan, pero tu siempre puedes disminuir la cantidad de azúcar si quieres.

Mi parte favorita es inventar formas de comerlos, dulces o salados, después de haberlos horneado. Se pueden comer para el desayuno, lunch o cena, tostados, con fruta, preparados como sándwich, etc.

Mis formas favoritas es hacerlos en un sandwich para desayuno, con huevo revuelto, aguacate y bacon o tocino, y si es dulce, me gusta mucho con queso crema y cualquier sabor de mermelada.

Si te gusta esta receta, entonces te encantarán nuestros english muffins.

Bagels
Prep Time
50 mins
Cook Time
30 mins
Resting time
2 hrs
 
Course: Breakfast, Snack
Servings: 10
Ingredients
Para la masa:
  • 1 1/3 tza leche entera tibia
  • 2 1/4 cditas levadura seca instantanea
  • 1/4 tza azucar blanco
  • 1/2 cda miel
  • 3 3/4 tza harina de trigo
  • 2 cditas sal
Para el terminado:
  • 2 lts agua
  • 1/2 cdita sal
  • 1 cdita bicarbonato de sodio
  • 1 huevo
  • Ajonjoli negro cantidad suficiente
Instructions
  1. En un tazón chico, mezclar la leche junto con la levadura y la mitad del azúcar. Dejar reposar por 20 minutos para que la levadura se active.

  2. En otro tazón grande, mezclar la harina con la sal y el resto del azúcar. Después agregar la mezcla de la levadura y la miel e incorporar todo con una cuchara de madera.

  3. Llevar esta mezcla a la mesa de trabajo limpia y amasar por 20 min. aproximadamente hasta obtener una masa muy suave y elástica (todo el proceso de amasado también se puede hacer en una batidora con el gancho amasador).

  4. Formar una bola con la masa, untarla con un poco de aceite y colocarla en un bowl que cubriremos con papel film o una toalla de cocina.

  5. Dejar reposar la masa por 2 hr. o hasta que doble su tamaño.

  6. Una vez que la masa reposó, colocarla en una superficie enharinada y cortarla en 8 porciones iguales.

  7. Hacer una bolita con cada porción de masa y, después, tomar cada una y hacerles un pequeño orificio en el medio introduciendo los dedos y girándolos un poco. 

  8. Colocar los bagels ya formados en un molde con papel mantequilla, taparlos con una toalla de cocina y dejarlos reposar por 1 hora.

  9. Mientras, precalentar el horno a 200° C y en una olla mediana poner a hervir el agua con 1/2 cdita de sal y 1 cdita de bicarbonato.

  10. Cocer los bagels en el agua hirviendo (de a pocos) un minuto por cada lado.

  11. Retirarlos del agua y colocarlos en el mismo molde con papel mantequilla. Dejar que reposen ahora por 10 min.

  12. Una vez que pasó este tiempo, en un tazón chico batir el huevo y con una brocha barnizar por encima los bagels para después agregarles un poco de ajonjolí negro o un topping de tu preferencia.

  13. Hornear los bagels a 200° C por 20 min. o hasta que se doren un poco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.