English muffins

No hay mucho que decir, estos panes son básicos para lo que yo describiría como un buen desayuno o brunch. A mi me encantan y los prefiero con mantequilla y mermelada de fresa.

Simplemente no puedes tener nada mejor que un pan recién horneado por ti en casa, es una sensación de locos, al menos para mí, y es que hasta hace poco me dí cuenta que la cocina es lo único que me desconecta totalmente de la realidad; después digo -¿en que estaba pensando en ese momento?-, y mi respuesta siempre es -en nada, solo en ese momento-.

3

2

RECETA

Ingredientes:

  • 1 tza de leche entera
  • 2  1/2 cdas de azúcar granulado
  • 2 cditas de levadura seca instantánea
  • 1/2 tza de buttermilk
  • 3  3/4 tza de harina de trigo
  • 1  1/2 cditas de sal
  • 2 cdas de mantequilla
  • 2 cdas de manteca vegetal
  • Harina de maíz amarillo, cantidad necesaria

Procedimiento:

  1. En un bowl, colocar la leche entera con el azúcar y la levadura y mezclar. Dejar reposar por 15 minutos para que la levadura se active. Una vez que se ha activado, agregar el buttermilk y mezclar para que todo se integre.
  2. Aparte, en otro bowl colocar la harina y la sal. Agregar la mezcla de la levadura y mezclar con una cuchara de madera hasta obtener una masa.
  3. Colocar esta masa en una superficie limpia y enharinada y amasar por 10 minutos hasta obtener una masa muy suave. Incorporar la mantequilla y la manteca y amasar de nuevo por 10 minutos hasta obtener una masa muy suave y elástica (todo el proceso de amasado también se puede hacer en una batidora con el gancho amasador).
  4. Hacer una bola con la masa, untarla con un poco de aceite vegetal y colocarla en un tazón que cubriremos con papel film o una toalla de cocina. Dejar que la masa repose por 2 horas hasta que doble su tamaño.
  5. Una vez que haya doblado su tamaño, colocarla en la mesada limpia y enharinada y cortarla en 10 porciones iguales. Hacer un pequeña bola con cada porción de masa y después estirarlas con el rodillo o con las manos hasta que estén aplanadas y tengan un grosor de 1 cm. Colocar cada muffin ya formado en un molde para horno previamente engrasado y enharinado con un poco de harina de maíz amarillo y cubrirlos con una toalla de cocina para que reposen por 1 hora y doblen su tamaño.
  6. Precalentar el horno a 204° C y, cuando falten 20 minutos para que se cumpla la hora, colocar un comal rectangular grande a fuego medio. Una vez que el comal esté caliente, colocar encima 6 muffins y dejar que se doren por 5 minutos de cada lado.
  7. Repetir el paso anterior hasta que todos los muffins estén dorados, colocarlos en los mismos moldes y llevarlos al horno a 204° C por 10 minutos hasta que se cocinen por completo.
  8. Dejar que se enfríen un poco antes de consumirlos. Para cortarlos es importante hacerlo con un tenedor y no con un cuchillo para que no se apelmacen.

 

 

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.