Boneless Buffalo

3

Ya se que hay mucha gente a la que este tipo de comida no les gusta, porque al parecer no son sanas. PERO, es que a como yo lo veo, siempre y cuando tu cocines tu comida el resultado sera algo sano. Vamos, que tampoco seria bueno comer ésto todos los días, pero una vez al mes cuando tienes un antojo matador esto es la gloria.

Mucha gente nos pregunta muy frecuentemente que si porque, aun cuando cocinamos muchisimo, no estamos gordas?” yo solo me rio, y es que, en parte, afortunadamente fuimos bendecidas por haber heredado el tipo de cuerpo de nuestra madre, pero en realidad el unico truco que yo encuentro es que como en cantidades moderadas, eso y un poco de ejercicio, asi soy libre de comer lo que quiera y estar saludable, que es lo que en verdad importa. 

2

Así que ese día que cocines esto porque te mueres de antojo, y porque (de verdad se los digo) salen mucho mejor que ir a comerlos en algún restaurante, cocínalos como son, sin tratar de sustituir ningún ingrediente por otro para tratar de hacerlos “light”. 

Acompañalos con zanahoria, apio y aderezo ranch, ésa es la mejor combinación.

 

RECETA

Ingredientes:

  • 1  1/2 tza de harina de trigo
  • 3 cditas de sal
  • 1/2 cdita de pimienta negra molida
  • 1 cdita de pimienta cayena
  • 1 cdita de paprika
  • 1/2 cdita de ajo en polvo
  • 1  1/2 tza de leche entera
  • 2 huevos
  • 3 pechugas de pollo, deshuesadas y sin piel
  • Aceite vegetal, suficiente para freír
  • 1 tza de salsa bufalo
  • 2 cdas de mantequilla sin sal

Procedimiento:

  1. En un bowl grande, mezclar la harina, sal, pimienta negra, pimienta cayena, paprika y ajo en polvo.
  2. En otro bowl pequeño, mezclar la leche entera y los dos huevos y batir para que se mezcle bien.
  3. En una tabla para cortar, cortar el pollo en pedazos pequeños (unos 3 cm x 3 cm). 
  4. Remojar los trozos de pollo en la mezcla de leche, sumergiéndolos por completo, luego pasarlos por la mezcla de harina uno por uno, para que se cubran bien, y repetir ésto, pasarlos otra vez por la mezcla de leche y de nuevo por la harina cubriéndolos completamente. 
  5. En una olla grande, calentar el aceite hasta que esté lo suficientemente caliente para freír (para asegurarse probar con un trozito de pollo, deberian formarse muchas burbujas a su alrededor y cocinarse rápido). 
  6. Con cuidado, freír los trozos de pollo, de poco a poco. Sacarlos del aceite cuando estén dorados retirando el aceite excedente, e irlos colocando en un plato con papel absorbente arriba. 
  7. En un sartén pequeño, calentar la salsa búfalo junto con la mantequilla, estará lista cuando la mantequilla se derrita por completo. 
  8. En un bowl grande, verter la salsa, poner los boneless ya fritos allí dentro y, con ayuda de una cuchara, ir dándoles vueltas para cubrirlos por completo. 

1

2 thoughts

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.