Cobbler de melocotón o durazno

El cobbler de melocotón o durazno es uno de esos postres frescos perfectos para el verano. Es un postre hecho con duraznos frescos (o enlatados en almíbar) y una mezcla simple de harina con mantequilla. El resultado es un bizcocho que por debajo queda húmedo y suave y por arriba crujiente, con trozos de melocotones o duraznos en medio, y el sabor del dulce natural de estos.

Ir a la receta

Es ideal para el verano porque además de ser fresquito, en muchos lugares del mundo los melocotones o duraznos abundan durante el verano, así que que mejor que usarlos para hacer algo así de rico.

Ahora, la pareja perfecta del cobbler es una bola de helado o nieve de vainilla. Te recomendamos servir el cobbler cuando sigue aún un poco caliente, así y con el helado al lado es la gloria.

En la receta se le pone un poco de canela en polvo al gusto, esto le da un sabor muy rico, pero si no te gusta mucho la canela puedes omitirlo por completo sin problema.

Un punto importante de mencionar es que en esta receta se pueden usar duraznos o melocotones en almíbar o frescos, como hemos mencionado antes. A mi, personalmente, me gusta más el sabor que se obtiene con los frescos. Porque se nota que son frescos en la textura que tienen al final y además se puede controlar la cantidad de azúcar que se usa, lo que es una ventaja.

Cobbler de melocoton o durazno cerca

Lo que si diré, es que es mucho más fácil usar melocotones o duraznos enlatados en almíbar, porque es mucho más rápido, te saltas el pelarlos, partirlos y cocinarlos. También en muchos casos usarlos enlatados en almíbar es más barato, dependiendo de donde compres los ingredientes. En cualquier caso este postre queda igualmente rico.

Cobbler de melocoton o durazno vertical

Si te gusta esta receta tienes que ir a ver nuestro crujiente de arándanos o blueberries, que seguro te encantará.

Cobbler de melocotón o durazno
Prep Time
20 mins
Cook Time
40 mins
Total Time
1 hr
 
Course: Breakfast, Dessert
Cuisine: American
Servings: 6
Ingredients
Para los melocotones o duraznos:
  • 5 (4 tazas) melocotones o duraznos, pelados, sin hueso y en rebanadas
  • 3/4 taza (150 gr) azúcar blanco
  • 1/4 cdita (1.7 gr) sal
Para el bizcocho:
  • 1/3 taza + 1 cda (90 gr) mantequilla sin sal
  • 1 taza (130 gr) harina de trigo de todo uso
  • 2/3 taza (133 gr) azúcar blanco
  • 1 1/2 cditas (10.5 gr) polvo para hornear
  • 1/4 cdita (1.7 gr) sal
  • 3/4 taza (180 ml) leche entera
  • Canela en polvo al gusto
Instructions
  1. En una sarten a fuego medio, añadir los melocotones con el azúcar y la sal (si se usan melocotones o duraznos en almíbar, ir al paso 3).

  2. Cocinar por unos 4 minutos, hasta que el azúcar se disuelva y los melocotones suelten un poco de jugo. Se debe formar un caramelo un poco grueso, como el de los duraznos en almíbar. Quitar del fuego y reservar.

  3. Precalentar el horno a 180º C. Cortar la mantequilla en trozos y poner en un molde rectangular de 22 x 33 cm aproximadamente. Colocar el molde con la mantequilla en el horno mientras se precalienta para que la mantequilla se derrita. Una vez derretida, retirar el molde del horno.

  4. En un bowl grande mezclar la harina con el azúcar, polvo para hornear y sal. Agregar y mezclar la leche solo hasta que se combine. Agregar esta mezcla al molde con la mantequilla y acomodar un poco con la ayuda de una espátula de goma.

  5. Colocar los melocotones o duraznos y el caramelo (o almibar si es enlatado) encima de la mezcla con cuidado. Espolvorear canela en polvo encima al gusto.

  6. Hornear a 180º C por 35 a 40 minutos. Retirar del horno y servir mientras aún sigue caliente con una bola de helado de vainilla si se desea.

Cobbler de melocoton y durazno top

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.