Pastel de fresas con crema

Las fresas por si solas son una delicia. Las fresas con crema ya son otro nivel. Pero si hablamos de un pastel de fresas con crema me vuelvo loca. Antes de seguir aclaro que la crema para mi es nata.

Ir a la receta
Pastel de fresas con crema

Las fresas son de mis frutas favoritas por su sabor refrescante y ácido. Me gustan porque quedan bien en muchas preparaciones tanto dulces como saladas y se adaptan a todos los sabores.

El pastel de fresas con crema es muy típico en el verano porque es muy fresco y ligero. Solo lleva un bizcocho esponjoso, fresas naturales y crema. También se puede hacer con mermelada o compota de fresas pero yo lo prefiero al natural, ya es cuestión de gustos. La crema también puede ser solo crema batida o una crema un poco más elaborada.

Pastel de fresas con crema

Recuerdo que cuando estaba pequeña había un sitio cerca de casa donde vendían fresas con crema. Íbamos al menos una vez cada dos semanas y nos encantaba. Pues mi papá, que es el amo de las ocurrencias, siempre llegaba y pedía crema con fresas porque de verdad que la crema era deliciosa. Las chicas que trabajaban allí solo se reían, le ponían un vaso repleto de crema y todos felices.

El pastel de fresas con crema es muy típico en todos lados y claro que hay mil recetas para hacerlo. Cada una tiene lo suyo y ya depende de lo que te guste más. Para mi, un buen pastel de fresas con crema debe tener sobre todo muchas fresas porque es lo que balancea lo dulce de la crema y la textura del bizcocho.

Pastel de fresas con crema

Este pastel, al igual que con fresas, puede hacerse con cualquier otra fruta fresca ácida que no suelte mucha agua como mango, arándanos, durazno o kiwi. Yo lo he probado incluso con muchas frutas mezcladas y queda muy bien.

Si te gusta esta receta tienes que ver nuestro cobbler de durazno o melocotón.

Pastel de fresas con crema
Prep Time
35 mins
Cook Time
33 mins
Refrigeración:
2 hrs 15 mins
Total Time
3 hrs 23 mins
 
Course: Dessert
Cuisine: American
Servings: 12
Ingredients
Para el bizcocho:
  • 3 taza (390 gr) harina de trigo para repostería
  • 1 cdita (7 gr) sal
  • 2 1/2 cdita (17.5 gr) polvo para hornear
  • 3/4 taza (170 gr) mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 1/4 taza (60 ml) aceite vegetal suave
  • 2 taza (400 gr) azúcar blanco
  • 4 huevos
  • 1 cda (15 ml) extracto de vainilla
  • 1 1/3 taza (320 ml) buttermilk
Para las fresas:
  • 4 1/2 taza fresas frescas
  • 1/3 taza (66 gr) azúcar blanco
  • 1/3 taza (80 ml) agua
Para la crema batida:
  • 2 1/2 taza (600 ml) crema para batir bien fría
  • 1/3 taza (40 gr) azúcar glass
  • 2 cdita (10 ml) extracto de vainilla
Instructions
Para el bizcocho:
  1. Precalentar el horno a 180° C. Engrasar y colocar papel de horno en dos moldes circulares de 23 cm de diámetro.

  2. En un tazón mediano, tamizar la harina junto con la sal y polvo de hornear.

  3. En un tazón grande con la batidora eléctrica, acremar la mantequilla con el aceite y el azúcar por 3 minutos hasta obtener una mezcla más clara y esponjosa.

  4. Agregar el extracto de vainilla y batir hasta integrar. Añadir los huevos uno por uno, batiendo por 30 segundos después de cada adición.

  5. Añadir la mezcla de la harina en 3 adiciones alternando con el buttermilk, batiendo después de cada adición. Batir por 1 minuto más hasta lograr una mezcla suave y homogénea.

  6. Dividir la mezcla en los moldes y hornear a 180° C por 30-35 minutos aproximadamente hasta que al introducir un palillo de madera en los bizcochos, el mismo salga limpio.

  7. Una vez listos, dejar reposar los bizcochos por 10 minutos, desmoldarlos y colocarlos en una rejilla para que enfríen por completo.

Para las fresas:
  1. Lavar muy bien las fresas y cortarlas en rebanadas no muy finas ni muy gruesas.

  2. Aparte, para hacer el jarabe que las acompañará, colocar una olla pequeña a fuego medio y añadir el agua junto con el azúcar. Cocinar durante 2-3 minutos hasta que el azúcar se disuelva y se forme un jarabe ligero.

Para la crema batida:
  1. La crema para batir tiene que estar muy fría. Se puede colocar 15 minutos antes de batir en el congelador para que esté del modo adecuado.

  2. Una vez fría, colocar la crema en un tazón mediano junto con el azúcar glass, el extracto de vainilla y batir con la batidora eléctrica por 3-4 minutos hasta que se formen picos firmes. Es importante batir solo hasta este punto y no en exceso.

  3. Una vez lista la crema batida, colocarla en el refrigerador hasta que se necesite.

Para armar el pastel:
  1. Cortar ambos bizcochos en dos partes iguales para así obtener 4 capas.

  2. Colocar una de las capas de bizcocho en el plato en el cual queramos presentar el pastel. Agregar encima 1/4 de la crema batida, después 1 taza de las fresas bien acomodadas y 1/4 del jarabe para que moje un poco todo.

  3. Repetir este proceso con todas las capas de bizcocho. Al final, decorar con la 1/2 taza extra de fresas para que quede más bonito y con el resto del jarabe para que brillen un poco.

  4. Refrigerar el pastel por al menos 2 horas antes de servir para que todos los sabores se integren y no se deshaga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.