Scones de arandanos y limon

Estos scones de arandanos y limon son riquisimos. Los scones son un clásico de la cocina Inglesa, originarios de Escocia, que se comen principalmente a la hora del té. Existen de muchos sabores porque tienen un sabor neutro y combinan bien ya sea con algo dulce o salado.

Ir a la receta

Esta vez los hicimos de arándanos y limón que les dan un toque ácido que contrasta perfecto con la masa densa. Hay muchas recetas de scones, ¡muchísimas!, unas llevan huevo y otras no, hay otras que llevan crema ácida y otras solo buttermilk. Lo que si es importante a la hora de hacer cualquier scone es que toda la elaboración sea con ingredientes fríos, muy rápido y tratando de no amasar para nada, ya que esto es lo que hace que tengan esa textura suave y húmeda tan característica.

Los scones de arándanos y limón son perfectos para desayunar o merendar y se pueden comer hasta fríos, aunque lo ideal es que los calientes un poco en el microondas o en el horno antes de comerlos. También puedes decorarlos con un glaseado de limón que les da un toque tanto estético como de sabor.

Otra cosa importante de los scones es la forma que pueden tener. Para esta receta los cortamos en porciones triangulares pero también pueden ser redondos o incluso de formas irregulares. La ventaja de cortarlos de forma triangular es que se evita el desperdicio de masa y se cortan todos de una sola vez, lo que es vital cuando queremos evitar amasar. Esto no sucede al cortarlos de forma redonda, ya que generalmente hay desperdicio de masa que se tiene que volver a unir para cortar de nuevo, haciendo que amasemos más de lo debido.

Cuando usamos fruta al hacer postres, a veces podemos usar fresca o congelada porque no cambia el resultado final de la receta. Esta vez (y siempre que incluyas la fruta en masas ya sea de pastel, cupcakes, galletas o panes) te recomendamos usar fruta fresca ya que la congelada suele soltar mucha agua al momento del horneado y cambiar la textura de las masa.

Según mi opinión, los scones o los amas o los odias. Yo los amo porque creo que he probado buenos scones a través de los años, pero la gente que los odia lo hace en general porque ha probado malos scones que suelen estar secos y sin sabor. El secreto está en hacerlos de la manera correcta para que queden crujientes por fuera pero suaves por dentro, y con esta receta lo puedes lograr, así que manos a la obra y ¡a comer unos ricos scones de arándanos y limón que son de mis favoritos!.

Si quieres hacer scones clásicos aqui tienes nuestra receta para scones, y si quieres hacer scones de otro sabor aqui tienes nuestra receta para hacer scones de calabaza.

Scones de arándanos y limón
Prep Time
30 mins
Cook Time
20 mins
Total Time
50 mins
 
Course: Breakfast, sweets
Cuisine: English
Servings: 6 scones grandes
Ingredients
Para los scones:
  • 2 taza (260 gr) harina de trigo de todo uso
  • 1/2 taza (100 gr) azúcar blanco
  • 1/2 cdita (3.5 gr) sal
  • 2 cdita (14 gr) polvo de hornear
  • 1/4 cdita (1.7 gr) bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza (115 gr) mantequilla sin sal, fría y cortada en dados pequeños
  • Ralladura de 1 lima o 1/2 limón
  • 1 1/2 taza arándanos frescos, lavados
  • 1 huevo grande
  • 2/3 taza (160 gr) crema ácida o yogur griego
  • 1 cdita (5 ml) extracto de vainilla
Para el terminado y el glaseado:
  • 2 cdas (30 gr) crema ácida o yogur
  • 2 cdas (30 gr) azúcar blanco (opcional)
  • 1/3 taza (40 gr) azúcar glass
  • 1 cdita (5 ml) jugo de limón o lima
  • 1/2 cdita (3 ml) extracto de vainilla
Instructions
Para los scones:
  1. Precalentar el horno a 200° C. Colocar papel mantequilla en un molde rectangular para horno de 40 cm x 28 cm aproximadamente.

  2. Colocar en un tazón grande la harina junto con la sal, azúcar, polvo para hornear, bicarbonato y mezclar. Agregar la mantequilla e integrarla sin amasar (esto es muy importante) usando un "pastry cutter" o las yemas de los dedos hasta que se forme una masa arenada (todo este proceso también puede hacerse en un procesador de alimentos).

  3. Añadir la ralladura de limón y los arándanos directamente a la masa arenada y mezclar rápidamente solo hasta que se integren.

  4. En otro tazón pequeño, mezclar con un tenedor el huevo con la crema ácida y vainilla. Agregar esta mezcla a la harina y, sin amasar, unir con una espátula de goma o con el mismo tenedor todos los ingredientes rápidamente hasta tener una masa homogénea.

  5. Colocar esta masa en una superficie limpia y seca, estirarla hasta formar un círculo de un grosor de 0.7 cm y cortarla en 6 porciones triangulares.

  6. Colocar los scones en el molde de horno y refrigerar por al menos 15 minutos. Una vez pasado este tiempo, barnizarlos con crema ácida y espolvorearlos con azúcar (opcional).

  7. Hornear a 200° C por 20 minutos aproximadamente hasta que estén ligeramente dorados. Retirar los scones del horno y dejarlos enfriar por 10 minutos.

Para el glaseado:
  1. Mezclar en un tazón pequeño el azúcar glass con el jugo de limón y vainilla hasta lograr un glaseado un poco espeso. Decorar los scones como se prefiera. ¡Listo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.