Pastel de red velvet

El pastel de red velvet, como su nombre en inglés lo dice, significa pastel de terciopelo rojo porque es justo como se siente al comer, como terciopelo. Es un bizcocho muy muy suave y esponjoso de color rojo intenso y con un sabor ligero a chocolate.

Ir a la receta
Pastel de red velvet, la mejor receta

Es verdad que la receta se puede hacer sin colorante rojo pero así solo sería un simple bizcocho con un poco de sabor a chocolate. Lo que lo hace especial es justamente el color, además de la consistencia y la crema de queso que lo acompaña.

Para hacer el pastel de red velvet es muy importante usar un colorante de calidad. Puede ser líquido, en gel o en polvo pero nosotras preferimos que sea colorante en gel porque no cambia la consistencia del bizcocho y otorga buen color. Decimos que tiene que ser de calidad porque se debe poder usar poco y que de un color rojo intenso. De lo contrario, quedará un color rojo pálido o incluso rosa.

Pastel de red velvet casero

El mejor frosting y el clásico para decorar este pastel es el de queso crema porque es un poco ácido y combina a la perfección con el dulce del bizcocho. También queda bien con dulce de leche o buttercream.

Si te gustan los bizcochos esponjosos y el pastel de chocolate, entonces el red velvet te encantará también porque además es perfecto para ocasiones especiales como cenas románticas o con amigos y cumpleaños.

pastel de red velvet esponjoso y suave

Ya tenemos en nuestro blog una receta de cupcakes de red velvet y ahora traemos la receta del pastel porque, aunque parezca lo mismo, no es igual. La receta es un poco diferente porque también aprovechamos para renovarla un poco.

Si te gusta esta receta, tienes que ver nuestro pastel funfetti o confeti, con grajeas de colores, que es perfecto para cumpleaños o cualquier otra celebración.

Pastel de red velvet
Prep Time
30 mins
Cook Time
30 mins
Tiempo de reposo:
40 mins
Total Time
1 hr 40 mins
 
Course: Dessert
Cuisine: American
Servings: 10
Ingredients
Para el bizcocho:
  • 2 1/2 taza (325 gr) harina de trigo de repostería
  • 1/4 taza (21 gr) cocoa sin azúcar
  • 1 1/2 cdita (10.5 gr) bicarbonato de sodio
  • 1/2 cdita (3.5 gr) sal
  • 1 1/2 taza (300 gr) azúcar blanco
  • 1/2 taza (112 gr) mantequilla sin sal
  • 1/3 taza (80 ml) aceite vegetal de sabor suave
  • 2 huevos
  • 2 cdita (10 ml) extracto de vainilla
  • 1-2 cdita (5-10 gr) colorante rojo en gel
  • 1 1/2 cdita (7.5 ml) vinagre blanco
  • 1 taza (240 ml) buttermilk
Para el frosting:
  • 225 gr queso crema a temperatura ambiente
  • 1/4 taza (56 gr) mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 1/2 taza (185 gr) azúcar glass
  • 1 cdita (7 gr) sal
  • 1 cdita (5 ml) extracto de vainilla
Instructions
Para el bizcocho:
  1. Precalentar el horno a 180° C y colocar papel de horno en dos moldes redondos de 23 cm aproximadamente.

  2. Tamizar juntos en un tazón la harina, cocoa, bicarbonato de sodio y sal.

  3. En otro tazón grande, batir con la batidora eléctrica la mantequilla junto con el aceite y el azúcar por 3 minutos hasta que la mezcla esté más clara y esponjosa.

  4. Añadir los huevos de uno en uno, batiendo 1 minuto después de cada adición y después agregar la vainilla y el colorante rojo que se desee. Batir un poco hasta que el colorante esté bien integrado y homogéneo.

  5. Agregar la mezcla de la harina en tres adiciones alternando con el buttermilk y el vinagre, empezando y terminando con la harina. Batir por 1 minuto hasta integrar.

  6. Dividir la mezcla en ambos moldes y hornear por 25-30 minutos aproximadamente hasta que al introducir un palillo de madera en los bizcochos, el mismo salga limpio.

  7. Una vez listos, dejar reposar los bizcochos por 10 minutos, desmoldarlos y colocarlos en una rejilla para que enfríen por completo antes de decorarlos.

Para el frosting:
  1. Colocar en un tazón grande el queso crema con la mantequilla y el azúcar glass y mezclar con un globo de mano o batidora eléctrica por 3 minutos hasta que la mezcla se aclare y esponje un poco.

  2. Agregar la vainilla, sal y batir por 2 minutos más hasta obtener una mezcla suave y con consistencia cremosa para decorar el pastel.

  3. Colocar el frosting en una manga pastelera o bolsa de plástico de cocina con una duya redonda o de estrella.

  4. Colocar uno de los bizcochos en el plato en el cual queramos presentar el pastel. Añadir la mitad del frosting decorando con la duya para hacer un "naked cake" (sin frosting por los laterales).

  5. Colocar el otro bizcocho encima y decorar el pastel con el resto del frosting solo por la parte de arriba. Refrigerar por al menos 30 minutos antes de cortar y servir.

pastel de red velvet receta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.