Helado tempura

Dos palabras: helado frito, un postre que consiste en rebozar una bola de helado a baja temperatura en una mezcla de agua y harina de trigo.

Jump to Recipe

Es una creación tradicional Japonesa que requiere mucho cuidado para evitar accidentes con el aceite en la cocina. Una vez listo, se puede acompañar con salsa de chocolate, crema batida, fruta, miel o azúcar glass… todo por lo alto.

El helado tempura es algo que debe hacerse en cantidades exactas ya que debe comerse inmediatamente primero porque de lo contrario el helado se derretiría y segundo porque es frito y si se deja reposar mucho tiempo después de la fritura su textura cambia y se pone aguado y menos crujiente.

Para hacer helado tempura básicamente puede usarse cualquier sabor de helado pero en general se hace con uno de sabor neutro como vainilla o chocolate. Mi favorito es de vainilla ya que después se puede acompañar con otros sabores más fácilmente.

Comer helado frito no es algo que debe hacerse muy seguido pero cuando se hace, para mi gusto debe hacerse bien, así que no hay que escatimar en el helado ni hay que tratar de sustituir los ingredientes por otros más “healthy” por así decirlo.

Pocas cosas se pueden decir de éste postre que ya su propio nombre no describa porque a quién no le gusta el helado o las cosas fritas, así que ya juntos nos pueden causar un foodgasm como bien se dice cuando la comida nos provoca mucho placer.

Si te gusta esta receta tienes que ir a ver nuestro helado de albahaca, que es sorprendentemente delicioso.

Helado tempura
Prep Time
15 mins
Cook Time
2 mins
Congelación:
2 hrs
Total Time
2 hrs 17 mins
 
Course: Dessert, Snack
Cuisine: American, Japanese
Servings: 6
Ingredients
  • 690 gr helado de preferencia (en general se usa de vainilla)
  • 12 rebanadas de bizcocho tipo "pound cake" o de pan de molde
  • 1 taza (130 gr) harina de trigo de todo uso
  • 1 huevo grande
  • 3/4 taza (180 ml) agua helada
  • Aceite para freír (canola, maíz, girasol, ect.), cantidad necesaria
Instructions
  1. Formar 6 bolas de helado del mismo tamaño y colocarlas en una bandeja con papel de horno. Llevar al congelador por al menos 1 hora para que se pongan firmes.

  2. Una vez que haya pasado ese tiempo, colocar un trozo de papel film en la mesada bien limpia y poner encima dos rebanadas de bizcocho o pan.

  3. Aplastar o estirar las rebanadas con un rodillo de cocina hasta que tengan un grosor de 3 mm aproximadamente (tienen que quedar delgadas para poder cubrir después el helado).

  4. Tomar una bola de helado directamente del congelador, colocarla en el centro del bizcocho aplastado y envolverla con el mismo hasta que quede totalmente cubierta. Después, envolver toda la bola con el mismo papel film y llevar de nuevo al congelador (éste proceso debe hacerse rápido para evitar que se descongele el helado).

  5. Repetir el mismo proceso con el resto de bolas de helado y dejarlas reposar de nuevo en la bandeja en el congelador por 1 hora más.

  6. Una vez que falten 15 minutos para que pase la hora de reposo del helado, colocar una olla grande a fuego medio con suficiente aceite para hacer fritura profunda, es decir, que toda la bola de helado entre en el aceite y se cocine al mismo tiempo.

  7. Además, colocar en un bol mediano la harina con el huevo y el agua. Batir con el batidor globo de mano o un tenedor hasta obtener una mezcla homogénea y un poco líquida.

  8. Cuando el aceite esté caliente (200° C), sacar las bolas de helado del refrigerador y de dos en dos, pasarlas por la mezcla de harina y llevarlas directamente a la olla con el aceite para freírlas por 30 segundos hasta que estén ligeramente doradas. En cuanto estén listas, colocarlas en un plato con papel secante para retirar el exceso de aceite.

  9. Freír el resto del helado en tandas hasta que esté todo listo y consumir de inmediato. Se puede acompañar con salsa de chocolate, dulce de leche, fruta o azúcar glass.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.