Pizza casera

La pizza casera, y la pizza por si sola es una de esas comidas que todos aman, literalmente no conozco a nadie que no le guste y no puedo imaginar porque no habría de gustarle a alguien si tiene lo mejor de todo: pan, tomate, queso y además te da la opción de elegir el resto de ingredientes. Solo puedo decir gracias Italia por darnos esta auténtica maravilla del mundo.

Ir a la receta

Por simple que parezca, hay miles de recetas para hacer pizza porque también hay miles de variedades. Las hay desde pizzas delgadas, gruesas, redondas, cuadradas, con orilla rellena de queso, con especias en la masa, en forma de tarta, entre otras.

Yo pienso que cada país tiene su propia manera de hacer la pizza y por eso pasa de ser una comida tan internacional a ser una muy regional. En México, por ejemplo, tenemos la pizza mexicana que lleva hasta frijoles, en Argentina hacen la pizza con una masa gruesa y un poco más grasosa, en Estados Unidos tienen su propia pizza al estilo Chicago y en Italia tienen la napolitana. Lo importante, entonces, no es donde la comas ni como, sino que comas la que te guste y de la manera que prefieras.

Para mi no hay mejor viernes que acomodarme en el sofá con un buen trozo de pizza de pepperoni y ver una película de comedia romántica. Específicamente prefiero que la pizza sea con masa gruesa y que mi hermana esté sentada al lado mío.

Ahora te puedes estar preguntando, ¿por qué hacer pizza en casa si puedo pedirla y tenerla en menos de 30 minutos?, y mi respuesta es otra pregunta, ¿por qué no?. La verdad es que a mi me encanta la cocina pero sobre todo hacer masas con levadura, es algo que me calma la mente y me da sensación de bienestar por lo que no tengo problema en pasarme 3 horas (o más) haciendo pizzas. Lo único que puedo decir es que te des una oportunidad para hacer pizza o cualquier otra receta en casa y ya verás como lo disfrutas de manera diferente.

Hablando un poco de la receta, esta pizza se hace con una masa muy fácil que solo se deja reposar por 2 horas, así que lo único importante es pensar en el momento en que le estarás dando un buen bocado.

Si quieres hacer una pizza pero no te gusta amasar, entonces ve a ver nuestra receta de pizza sin amasar!

Pizza
Prep Time
45 mins
Cook Time
20 mins
Reposo de la masa:
2 hrs 10 mins
Total Time
3 hrs 15 mins
 
Course: Main Course
Cuisine: Italian
Servings: 2 pizzas grandes
Ingredients
Para la masa:
  • 2 cdita (6.2 gr) levadura seca instantánea
  • 1 cda (15 gr) azúcar blanco
  • 1 1/4 taza (300 ml) agua tibia
  • 2 cdas (30 ml) aceite de oliva
  • 2 cdita (14 gr) sal
  • 3 1/2 taza (455 gr) harina de trigo de fuerza, o de todo uso
Toppings:
  • 400-500 gr queso mozzarella rallado
  • 200 gr tomate frito o salsa de tomate para pizza
  • 1 tomate, en rodajas
  • 4 champiñones frescos, rebanados
  • 70 gr aceitunas negras sin hueso, en rodajas
  • Jamón de pavo, en dados medianos
  • 2 cdita orégano seco
  • 1 cdita albahaca seca
  • Sal con ajo al gusto
Instructions
Para la masa:
  1. En un bowl grande, mezclar la levadura con el azúcar y el agua tibia. Dejar reposar por 10 minutos para que la levadura de active.

  2. Añadir el aceite y mezclar. Agregar poco a poco la harina, sal y mezclar con una cuchara de madera hasta que se forme una masa un poco pegajosa.

  3. Pasar la masa a una superficie limpia y seca y amasar por 15 minutos hasta que esté suave y elástica (todo el proceso de amasado también se puede hacer en una batidora con el gancho amasador).

  4. Colocar la masa en un bowl con un poco de aceite y cubrirlo con papel film o una toalla de cocina. Dejar reposar por 2 horas a temperatura ambiente (mejor si es en una zona cálida) hasta que la masa doble su tamaño.

Para hacer la pizza:
  1. Precalentar el horno a 220° C o a la máxima temperatura que alcance el horno.

  2. Una vez que la masa haya doblado su tamaño, colocarla en la mesada limpia con un poco de harina y cortarla en dos partes iguales.

  3. Estirar con las manos (no es recomendable hacerlo con un rodillo de cocina) cada pieza de masa, tratando de darles forma circular hasta que tengan un diámetro de 35 cm aproximadamente. Colocarlas en moldes redondos para pizza con papel de horno o un poco de harina para que la masa no se pegue.

  4. Agregar a cada masa de pizza primero salsa de tomate, queso y después el resto de ingredientes que se prefieran, en este caso tomate, champiñones frescos, aceitunas negras, jamón de pavo, orégano, albahaca y sal con ajo.

  5. Introducir las pizzas al horno y hornear a 220° C (o la temperatura máxima del horno) por 20 minutos hasta que estén esponjosas y ligeramente doradas.

  6. Una vez listas, retirarlas del horno y cortarlas con un cortador de pizza o tijeras de cocina en 8 porciones iguales cada una.

Anuncios

2 thoughts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.