Pan danes

Ven los panes super gourmet que se encuentran a veces en las panaderías? Esta es la receta para hacerlos, y créanme que nunca pensé que podría hacerlos mejor en mi casa. 

La masa de pan danés es una masa dulce y laminada debido a su gran contenido de mantequilla, lo que la hace parecida a la masa de los croissants. Se dice que este tipo de pan se comenzó a elaborar desde 1850 en Dinamarca.

Ahora existen un sinfín de variantes y sabores; los más típicos son los de almendra, de queso y mermelada, de chocolate y de canela, entreo otros. Como he mencionado, la receta es algo parecida a la de los croissants, la diferencia es que esta masa lleva huevo y la mantequilla se integra en trozos a la misma.

6

2

4

 

RECETA

Ingredientes:

Para la masa: 

  • 1/2 tza de agua, a temperatura ambiente
  • 2  1/2 cditas de levadura seca instantánea
  • 1/4 tza de azúcar  granulado
  • 1 huevo
  • 2  2/3 tza de harina de trigo, cernida
  • 1 cdita de sal
  • 1 cda de leche en polvo
  • 210 gr de mantequilla sin sal, fría y en cubitos

Para el relleno de queso crema:

  • 190 gr de queso crema, a temperatura ambiente
  • 2 cdas de azúcar granulado
  • 1 cda de crema agria
  • 1 cdita de extracto de vainilla
  • 1/4 cdita de sal
  • El jugo de 1/2 limón
  • 1 yema de huevo

Para la compota de frutos rojos: 

  • 1 tza de frutos rojos frescos o congelados (fresas, moras azules, zarzamoras y frambuesas) 
  • 1/4 tza de azúcar granulado
  • 2 cdas de fécula de maíz
  • 3 cdas de agua
  • 1 cdita de jugo de limón

Para el terminado: 

  • 1 huevo
  • 1 cda de agua helada
  • Mermelada de chabacano (cantidad necesaria) 
  • Agua (cantidad necesaria)

Procedimiento:

Para la masa: 

  1. En un bowl chico, mezclar el agua con la levadura y la mitad del azúcar. Dejar reposar por 20 minutos para que la levadura se active. Una vez transcurrido este tiempo, agregar al mismo bowl el huevo y mezclar con una cuchara hasta que se incorpore.
  2. En un bowl grande, combinar la harina con el resto del azúcar, la sal y la leche en polvo. Añadir la mantequilla fría e integrarla con un tenedor o un cornet hasta formar un arenado (también se puede hacer este paso en un procesador de alimentos). La mantequilla debe quedar en trozos del tamaño de un frijol, ya que así se obtendrá un mejor resultado final.
  3. Agregar la mezcla de la levadura al bowl con la harina y mezclar cuidadosamente solo hasta que todo se integre y se forme una masa pegajosa. Cubrir el bowl con papel film y dejar que la masa repose por 1 hora a temperatura ambiente.
  4. Después, dejar que la masa repose por 2 horas dentro del refrigerador.
  5. Para comenzar con los dobleces de la masa, colocarla en una superficie limpia y enharinada y estirarla con un rodillo hasta formar un rectángulo de 65 cm de largo x 25 cm de ancho aproximadamente.
  6. En total serán tres dobleces; para el primero, que se llama doblez de libro, doblar a lo largo un extremo de la masa hacia adentro y después el otro extremo, de tal manera que ambos extremos queden a la mitad del rectángulo. Después doblar la masa a la mitad para así obtener 4 capas de la misma. Colocarla en un molde rectangular con papel mantequilla, cubrirla con papel film y refrigerarla por 1 hora.
  7. Para el segundo doblez, estirar de nuevo la masa a la misma medida, después doblar a lo largo un tercio de la misma hacia adentro y luego el otro tercio encima, de tal manera que se obtengan 3 capas de masa. Colocarla en el mismo molde rectangular con papel mantequilla, cubrirla con papel film y refrigerarla por 1 hora.
  8. Para el tercer y último doblez, repetir el paso 7, solo que ésta vez la masa se va a refrigerar por 2 horas.

Para el relleno de queso crema:

  1. En un bowl mediano, batir con un batidor de mano el queso crema con el azúcar hasta acremar. Agregar el resto de los ingredientes y mezclar hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

Para la compota de frutos rojos:

  1. En una olla chica, colocar los frutos rojos y el azúcar. Llevar a fuego medio y cocinar, mezclando ocasionalmente, por 4 min. hasta que los frutos rojos se desbaraten un poco.
  2. Aparte, en un bowl chico combinar la fécula de maíz con el agua e incorporarla a la mezcla de frutos rojos. Agregar el jugo de limón y mezclar por 1 min. más hasta obtener una consistencia menos espesa que una mermelada.
  3. Retirar del fuego y esperar a que se enfríe por completo antes de usarla.

Para el armado:

  1. Una vez pasadas las dos horas, estirar la masa en una superficie enharinada formando un rectángulo grande de 60 cm de largo x 36 cm de ancho. Con un cortador de pizza o un cuchillo muy filoso, cortar la masa a lo largo en 5 piezas y después a lo ancho en 3 piezas, para así obtener 15 piezas de 12 x 12 cm. 
  2. Una vez que las piezas estén cortadas, se les puede dar la forma que se prefiera. Yo tengo 3 favoritas; el diamante, el rehilete y el sobre.
  3. Para hacer el diamante, doblar una esquina del cuadrado hacia la otra esquina formando un triángulo, después con el cortador cortar bordes a los lados sin llegar a la punta del triángulo. Desdoblar el triángulo, obteniendo un rombo con cortes a los extremos, luego doblar cada extremo hacia el lado opuesto para así obtener el diamante.
  4. Para hacer el rehilete, hacer cortes desde las 4 esquinas del cuadrado hacia adentro del mismo, sin llegar al centro, así se obtendrán 8 extremos del cuadrado. Después doblar 4 de los extremos hacia el centro, pegándolos con un poco de agua o clara de huevo, para formar el rehilete.
  5. Para hacer el sobre, solo doblar las 4 esquinas del cuadrado hacia adentro y pegarlas con un poco de agua o clara de huevo.
  6. Una vez que se han hecho todas las formas con la masa, colocar los panes en un molde previamente engrasado, cubrirlos con papel film o una toalla de cocina y dejarlos reposar por 2-3 horas en un lugar un poco caliente para que doblen su tamaño.
  7. Precalentar el horno a 205° C.
  8. Para hacer el barniz, en un bowl chico mezclar el huevo con el agua helada y, cuando los panes hayan doblado su tamaño, barnizarlos cuidadosamente con una brocha.
  9. Después, colocar una cucharada del relleno de queso en el centro de cada pan. Luego, agregar una cucharada de la mermelada de frutos rojos encima de la mezcla del queso.
  10. Hornear los panes a 205° C por 5 minutos, después reducir la temperatura del horno a 190° C y hornear por 15-20 minutos más hasta que los panes estén ligeramente dorados.
  11. Para darles un terminado más gourmet, en una olla chica mezclar un poco de mermelada de chabacano con un poco de agua y llevar a fuego bajo por 1 minuto hasta que la mermelada se disuelva. 
  12. Una vez que los panes estén listos, barnizarlos con un poco de la mezcla de mermelada de chabacano.

3

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.