Tamales de piña

Los tamales son algo típico en México. No se sabe bien en que región surgieron exactamente o a que país en la actualidad corresponde el orgullo de llamarlos suyos, lo único que se sabe es que surgieron en centroamérica en épocas prehisánicas. Ahora, algo es cierto, México es el país que más variedad de tamales tiene, según algunas fuentes pueden llegar a algo como 5,000 tipos y eso si es un orgullo.

Los tamales tienen mucho tiempo con nosotros, y aún después de los españoles, los tamales siguen aqui.

3

Nosotras nacimos y crecimos en el estado de Sinaloa, que está al norte de México. Algo gracioso, por ejemplo, es que, los tamales varían mucho a lo largo y ancho del país. En la ciudad de México son populares los tamales de maíz con salsa verde o rojo, acompañados de carne o pollo. En Oaxaca son comunes los tamales de maíz envueltos en hoja de plátano, usualmente de pollo o cerdo aunque también los hay de carne de iguana, con mole amarillo y chipilin. En la zona de la Huasteca que abarca estados como San Luis Potosi, Tamaulipas, Veracruz, Queretaro e Hidalgo se prepara el Zacahuil, que es un tamal de grandes dimensiones. En Yucatán están los famosos tamales yucatecos con hojas de plátano y rellenos de cochinita pibil. En Michoacan tienen las corundas, que son una especie de tamales de vegetales. También están los tamales asturianos, que son una mezcla española con relleno de jamon serrano, queso manchego, tocino, etc. En sinaloa y en Sonora son típicos los tamales de elote y de carne de res, los de res son con masa de color rojo pintada con chile y carne de res con verduras de relleno y a los de “elote” a veces se les conoce como tamales “tontitos” porque no tienen “cerebro” es decir, no tienen relleno, y son solo masa, éstos pueden ser de elote salados o también hay muchas variaciones de tamales dulces, de muchos sabores, que se extienden por todo el país.

Éstos tamales de piña pertenecen al último tipo de tamales mencionados. Así que si fueramos a bautizar o etiquetar a éste tipo de tamales coloquialmente sería algo como: “Tamales tontitos de piña dulces”

1

Para mí éstos son, junto con los de carne con chile y de elote puro, unos de los mejores tipos de tamales, pero puede que sea solo por que es a ésto a lo que estoy acostumbrada por la región dónde nací.

Para mí, todo lo anterior es fascinante, y espero que lo sea igual para las personas que lean éste post desde cualquier otro lugar del mundo, y que hagan algún día en sus casas tamales de cualquier tipo y les encanten. Eso es lo bonito de la gastronomía en general, que une a la gente.

RECETA

Ingredientes:

  • Hojas para tamal, suficientes
  • 2 latas de 800 g cada una de piña en almíbar en rebanadas 
  • 3 rajas de canela entera
  • 4 clavos enteros
  • 125 gr de mantequilla
  • 125 gr de manteca vegetal
  • 2 tza de azucar granulado
  • 2 cditas de polvo para hornear
  • 2 cditas de sal
  • 340 ml (usualmente 1 lata) de leche evaporada
  • 1  1/2 tza de jugo de piña
  • 1 kg de harina de maíz blanco (maseca)
  • 2 tzas de agua

Procedimiento:

  1. En un bowl grande poner a remojar las hojas para tamal para que se hidraten.
  2. En la licuadora, licuar el almíbar de las dos latas, 6 de las rodajas de piña, la canela y el clavo. Colar ésta mezcla y reservar. 
  3. En una tabla para cortar, partir las rodajas restantes de piña en almíbar en trozos pequeños. Agregar éstos trozos de piña a la mezcla anterior, y reservar
  4. Aparte, en un bowl grande, mezclar usando las manos la mantequilla, la manteca, y el azúcar granulado, hasta que esté todo bien incorporado y la mantequilla se vuelva blanquecina. 
  5. Después agregar el polvo para hornear, la sal, y la leche evaporada y mezclar de nuevo. 
  6. Agregar la mezcla de la piña e incorporar bien. 
  7. Añadir un tercio del jugo de piña y mezclar, luego un tercio de la harina de maíz y mezclar de nuevo, alternando entre el jugo y la harina, para terminar con el último tercio de harina amasando bien para que lo resultante sea una masa lisa y manejable. 
  8. Puede ser que se necesite agregar mas agua, si es así, agrega primero una taza de agua, y de ser necesario la segunda taza. 
  9. Escurrir las hojas para tamal y secarlas un poco, y partir algunas de ellas en tiras que servirán para amarrar los tamales. 
  10. Armar los tamales, ésto puede hacerse de dos formas, una es tomar una hoja de tamal y poner algo como una taza de masa el medio, para despues doblar la hoja de tamal sobre si misma y amarrar en la parte de arriba, lo que resulta en tamales mas chicos, justo como los nuestros en las fotos. La forma tradicional es tomar una hoja de tamal y de froma horizontal poner algo como 1 1/2 tza de masa dentro y comenzar a enrrollar horizontalmente, usando una segunda hoja de ser necesario, para hacer una forma de caramelo (la típica de los tamales) y amarrarlos en ambos lados. Las dos formas son correctas. 
  11. Una vez listos los tamales, colocarlos en una olla vaporera grande y cocinar en la estufa a fuego medio-alto por una hora aproximadamente, cuidando todo el tiempo que la olla no se quede sin agua para que los tamales no se quemen. 

 

2

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.