Croissants

Los Croissants son un clásico. Y un buen croissant es perfección, pero un croissant casero está mucho más allá que eso. Con ésta receta siempre me impresiono de como con unos cuantos ingredientes (y mucho trabajo) resultan en algo como esto.

Ir a la receta
Croissants receta paso a paso

Cuando hacemos estos, dejamos algunos croissants asi solos, y otros los rellenamos con chocolate, como napolitanas, y siempre son un exito total. Ahora, puedes rellenarlo con lo que quieras, y si quieres usar chocolate asegúrate que sea de buena calidad, para que no se derrita tan facilmente en el horno y terminemos con un desastre. Tienes que usar una barra de chocolate que sea apta para el horno o de grado repostero, no puede ser cualquier chocolate.

Croissants receta

Ahora, esta receta no es fácil de hacer, y tampoco es que sea muy difícil, pero lleva tiempo y necesitas tener paciencia. Esta es una de esas recetas que son muy laboriosas, pero diría, que es una de mis recetas favoritas de hacer, porque el resultado siempre es buenísimo y a todos los que los prueban les encantan. Son de estas recetas que puedo decir que nos salen siempre bien, como nuestra barra de pan brioche o nuestro cheesecake.

Croissants clásicos receta

Al hacer esta receta hay que seguir los pasos uno a uno, y darle a la masa el tiempo que necesita. Todas estas veces que se tiene que doblar la masa hacen que se formen capas en la masa, capas de harina y mantequilla. Estas capas que se forman en la masa hacen que cuando se hornean los croissants y están listos tengan estas capitas de masa y “aire” como se ve en las fotos. Y esto, es justamente la textura característica de un buen croissant.

Un croissant debe tener estas capas, y ser como “acolchonado” se debería poder presionar un poco y el croissant debería volver a su forma original como un colchón. Y al partirlo en dos con la mano debe caerse un poco de pan por ser un poco frágil.

Me gusta hacer estos los sábados por la tarde, para comer algunos esa misma noche y luego para el brunch del domingo, y, si podemos controlarnos, tal vez queden algunos más para entre semana.

Si te gusta esta receta, entonces tienes que ver nuestros cuernitos relleno de nutella.

Croissants
Prep Time
22 mins
Cook Time
10 mins
Resting time
15 hrs
Total Time
15 hrs 32 mins
 
Course: Breakfast, Dessert
Cuisine: French
Servings: 14
Ingredients
Para la masa:
  • 3 1/2 tza harina de trigo
  • 1/4 tza + 2 cdas azucar granulado
  • 2 1/4 cditas sal
  • 1 cda leche en polvo
  • 1 tza agua a temperatura ambiente
  • 2 1/2 cditas levadura seca instantánea
  • 80 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
Para el terminado:
  • 250 gr mantequilla sin sal fria
  • 1 huevo
  • 1 cda crema de leche
Instructions
Para la masa:
  1. En un tazón grande combinar la harina, el azúcar, la sal y la leche en polvo y mezclar con una cuchara de madera.
  2. En otro tazón chico combinar el agua con la levadura hasta que se integre y agregarlo al tazón con la harina.
  3. Mezclar y amasar hasta que se forme una masa homogénea y al final agregar la mantequilla hasta que se incorpore.
  4. Pasar la masa a un molde limpio y enmantecado y cubrirlo con papel film y una toalla de cocina. Dejarla reposar a temperatura ambiente por 1 hora y 30 minutos. Después, llevarla al refrigerador por 1 hora mínimo o un máximo de 8 horas. Este punto es muy importante, mientras más dejemos a la masa reposar en el frío para que la levadura fermente, mejor sabor final obtendremos.
  5. Mientras la masa está en el refrigerador, para hacer el empaste de la mantequilla, colocar los 250 gr entre dos trozos medianos de papel encerado o film y aplanarla con un rodillo hasta obtener un cuadrado de 18 cm de largo aproximadamente (foto 1). Llevar la mantequilla al refrigerador hasta que la masa esté lista.
  6. Una vez que la masa estuvo en el frío, colocarla en una superficie limpia y enharinada y estirarla con un rodillo hasta obtener un cuadrado de 27 cm aproximadamente. Quitar con una brocha el exceso de harina y después colocar la mantequilla fría en el centro de manera que las esquinas de la misma vayan con las partes planas del cuadrado (foto 2).Doblar hacia adentro cada esquina de la masa para cubrir por completo la mantequilla y obtener de nuevo un cuadrado (foto 3 y 4).
  7. Estirar la masa de nuevo hasta obtener un rectángulo grande de 20 cm de ancho por 60 cm de largo (foto 5). Es importante empezar a estirarla desde el centro hacia afuera y no trabajarla en exceso, ya que de lo contrario la mantequilla puede salirse. Ahora, es momento del primer doblez (de los 4 que haremos). Para esto colocar el rectángulo verticalmente, tomar el extremo superior y llevarlo hasta dos tercios de la masa (foto 6), luego tomar el extremo inferior de la masa y llevarlo hasta un tercio de la misma (foto 7), (hasta aquí llevamos dos capas de masa), después doblar la masa a la mitad para así obtener cuatro capas (foto 8 y 9). Colocar la masa en un molde rectangular con papel encerado, cubrirla bien con una toalla de cocina para que no se reseque y llevarla a refrigerar de nuevo; podemos dejarla un mínimo de una hora o hasta 8 horas.
  8. Para el segundo doblez, que será solo de tres capas, colocar el rectángulo de masa verticalmente en la mesada limpia y enharinada y estirarla a lo largo y luego un poco a lo ancho hasta obtener de nuevo un rectángulo grande de 20 cm de ancho por 60 cm de largo (foto 10). Quitar el exceso de harina y doblar el extremo inferior de la masa hasta la mitad de la misma y luego el otro extremo encima, para así obtener tres capas (foto 11, 12 y 13). Colocar la masa otra vez en el molde rectangular con papel encerado, cubrirla bien con una toalla de cocina para que no se reseque y llevarla a refrigerar; podemos dejarla un mínimo de una hora o hasta 8 horas.
  9. Para el tercer y cuarto doblez, repetir el paso anterior tal y como se indica.
  10. Después del último doblez y una vez que la masa reposó lo necesario, colocarla en la mesada limpia y enharinada y cortarla a la mitad. De cada mitad se obtendrán 6 o 7 croissants, pero mientras trabajamos con una mitad la otra debe quedarse en el refrigerador.
  11. Para hacer los croissants, estirar la mitad de la masa a lo largo y un poco a lo ancho hasta formar un rectángulo de 20 cm de ancho por 60 cm de largo (foto 14). Si se desea, se pueden cortar los extremos de la masa a lo ancho y largo para que las líneas queden más precisas y las capas puedan verse. Después, marcar un poco la masa a lo largo cada 8-10 cm y cortar, con un cuchillo bien filoso o un cortador de pizza, triángulos que tengan ésta medida como base (foto 15).
  12. Para formar los croissants, hacer un pequeño corte (no más de 1 cm) en la base de cada triángulo y estirarlos ligeramente (foto 16). Envolver o enrollar cuidadosamente cada triángulo sobre sí mismo empezando por la base y terminando por la punta (foto 17). Después colocarlos en un molde para horno con papel encerado con la punta debajo para que no se deshagan, cerrando la medialuna (foto 18). Es importante colocarlos manteniendo un buen espacio entre cada uno, porque luego van a crecer mucho. Cubrir los croissants con papel film o una toalla de cocina y dejarlos reposar a temperatura ambiente por 3 horas o hasta que doblen su tamaño.
  13. Repetir el paso anterior con la otra mitad de la masa para así obtener 12 croissants. 
  14. Precalentar el horno a 200° C. Para el barniz, en un tazón chico combinar el huevo y la crema y mezclar. Una vez que todos los croissants hayan reposado lo suficiente y doblado su tamaño, barnizarlos con la mezcla anterior para que tomen un color dorado al hornearse.

  15. Hornear los croissants a 200° C por 7-10 min, después bajar la temperatura del horno a 190° C y hornear por 12 min más hasta que estén totalmente dorados y listos.

  16. Una vez que estén listos, retirarlos del horno y dejarlos enfriar en un rejilla por unos 5 minutos. Ahora sí, puedes disfrutarlos como quieras!
Croissants caseros

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.