¡Recibe recetas gratis en tu e-mail cada semana!

Love made Food

Home

>

Recetas

>

Pasteles de belem

Pasteles de belem

Los pasteles de belem son un dulce típico en Portugal. Son tan típicos que cuando se está allí los venden en casi todos los lugares. Es como ir a México y ver tacos por todos lados, así de comunes. Son unos pastelitos pequeños que son buenísimos. A mi me gustan mucho, y si los vendieran donde vivo, seguramente compraría varios durante la semana.

Jump to Recipe
Cómo hacer pasteles de belem

Es una receta que no necesita de muchos ingredientes, y la masa, para la base es muy sencilla de hacer. El relleno se parece un poco a la textura de un flan, o como una crema catalana, o creme brulee, pero un poco más firme, y el sabor se parece bastante a estos tres postres, pero con sus particularidades.

Estos postrecitos son buenísimos! son perfectos para usar cuando se tienen visitas, o para una cena o algun evento, porque se pueden agarrar y llevar en la mano sin ningún problema. De hecho, son una buena idea para comprar en una cafetería e ir comiendo por la calle si no tienes mucho tiempo.

A nosotras nos encanta la idea de hacerlos en casa, y tenerlos por allí por si viene gente a visitar, o para ir comiendo cada día uno pequeño como postre o para desayunar.

Receta de pasteles de belem

Además son pasteles de sabor sencillo, que tienen un toque acaramelado, y eso, que yo sepa, le gusta a toda la gente, sin lugar a dudas.

Si te gusta esta receta, entonces tienes que ir a ver nuestra receta de chocoflan, un pastel de base de chocolate, con flan arriba, que te va a encantar!

Pasteles de Belem

Tiempo de preparación: 40 minutes
Tiempo de cocción: 30 minutes
Tiempo de refrigeración:: 2 hours
Tiempo total: 3 hours 10 minutes
Plato: Breakfast, Dessert, Snack
Cocina: Portuguese
Raciones: 15

Ingredientes

Para la masa:

  • 1 taza (135 gr) harina de trigo de todo uso
  • 1/3 taza + 1 cda (100 ml) agua helada
  • 1/2 taza (112 gr) mantequilla con sal de muy buena calidad

Para el relleno:

  • 1/3 taza (40 gr) harina de trigo de todo uso
  • 1/4 cdita (1.2 gr) sal
  • 1 1/2 taza (350 ml) leche entera
  • 1/3 taza + 1 cda (100 ml) agua
  • 1 taza + 2 cdas (230 gr) azúcar blanco
  • 1 rama de canela
  • La piel de 1 lima o 1/2 limón
  • 1 cdita (5 ml) extracto de vainilla
  • 6 yemas de huevo grandes

Instrucciones

Para la masa:

  • En un bol grande, agregar la harina con el agua y mezclar con un tenedor y luego con las manos por 3 minutos hasta obtener una masa un poco pegajosa (este paso también se puede hacer en una batidora con el gancho amasador).
  • Colocar la masa en la mesada enharinada, cubrirla con una toalla limpia de cocina o un poco de papel plástico film y dejarla reposar durante 15 minutos.
  • Una vez pasado este tiempo, estirar la masa con un rodillo de cocina hasta formar un cuadrado de 25 cm por lado.
  • Retirar el exceso de harina usando una brocha de cocina muy fina, después agregar 1/3 de la mantequilla por partes en 2/3 de la masa y esparcirla con mucho cuidado hasta que cubra toda esa superficie.
  • Doblar el tercio de la masa sin mantequilla hacia el centro de la masa (o sea el tercio de la masa del centro) y luego doblar el otro tercio de la masa que si tiene mantequilla encima del doblez anterior para así tener 3 capas de masa. Si es necesario, se puede usar un cortador de masa para pan para levantar la masa en cada doblez.
  • Rotar la masa 90 grados hacia la izquierda para que el último doblez quede hacia abajo. Estirar de nuevo la masa con un rodillo de cocina hasta formar un cuadrado de 25 cm por lado y repetir los pasos de la mantequilla y los dobleces una vez más.
  • Para el último doblez, rotar la masa 90 grados hacia la izquierda pero ahora estirarla hasta formar un rectángulo de 30 x 35 cm.
  • Con la parte más pequeña del rectángulo hacia abajo, agregar la última parte de la mantequilla (1/3 de la misma) por partes en toda la masa y esparcirla con mucho cuidado en toda la superficie.
  • Usando el cortador de masa, comenzar a levantar la masa del borde inferior para enrollarla poco a poco a manera de formar un rollo que quede bien apretado.
  • Con un cuchillo bien filoso, cortar una pequeña parte de los extremos de la masa para que quede más uniforme. Cubrirla con papel plástico film y refrigerarla por al menos 2 horas o toda la noche.

Para el relleno:

  • En una olla pequeña, agregar el agua con el azúcar, rama de canela, piel de limón y, sin mezclar, llevar a fuego medio por unos minutos hasta que comience a hervir y alcance una temperatura de 100° C, que es cuando el azúcar está bien disuelto y la mezcla tiene consistencia de jarabe un poco espeso.
  • Una vez que se tenga la consistencia adecuada, retirar la olla del fuego, agregar el extracto de vainilla y mezclar con una cuchara. Dejar enfriar por completo.
  • Por otro lado, en una olla mediana añadir la harina con la sal, leche y mezclar con un tenedor hasta que se integre por completo y la mezcla no tenga grumos.
  • Llevar esta olla a fuego medio-bajo y cocinar durante 5 minutos aproximadamente, removiendo frecuentemente con un batidor globo de mano o espátula hasta que la mezcla se espese un poco. Retirar la olla del fuego y dejar enfriar por 10 minutos
  • Cuando hayan pasado los 10 minutos, agregar las yemas de huevo y batir muy bien con el mismo globo batidor de mano o espátula hasta lograr una mezcla suave y homogénea.
  • Añadir la mezcla del jarabe a la olla con la mezcla de la harina y batir por unos segundos hasta que todo esté bien integrado. Pasar la mezcla por un colador a un vaso medidor para quitar cualquier grumo. Reservar hasta que se necesite.

Para armar los pasteles de Belem:

  • Precalentar el horno a 290° C o la máxima temperatura del horno. Tener listo un molde grande para cupcakes de tamaño normal. Sacar el rollo de masa del refrigerador y cortarlo en 15 porciones iguales.
  • Tomar una porción de masa, colocarla dentro de un espacio para cupcake y usar el pulgar para presionar hacia abajo en el centro del pedazo de masa y luego presionar hacia afuera para formar una especia de taza donde vaya el relleno. La masa debe terminar su borde justo por encima de la parte superior del molde de cupcakes. Repetir el mismo proceso con el resto de porciones de masa hasta formar los 15.
  • Vaciar el relleno dentro de cada porción de masa hasta llenarlos 3/4 de su capacidad cada uno (para que no se tiren al momento de hornear).
  • Hornear los pasteles de Belem a 290° C durante 12-15 minutos hasta que se vean bien dorados (incluso quemados de algunas partes de la superficie). Se puede poner un molde en la parte baja del horno por si se cae algo de mantequilla.
  • Una vez listos los pasteles de Belem, retirarlos del horno y dejarlos enfriar por unos 30 minutos. Se pueden comer calientes o refrigerar para que estén helados.
¿Probaste esta receta?Menciona a @horno.mx o taguea #hornomx
Pasteles de belem

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Somos Irmi y Andy,

Queremos compartir contigo nuestras ganas de comernos la vida y de paso unos buenos donuts. Todas nuestras recetas están hechas con mucho amor para que las disfrutes y te inspires en la cocina.

¡Recibe recetas gratis en tu e-mail cada semana!

Suscríbete a nuestro boletín para recibir nuevas recetas en tu e-mail.

Las más visitadas